Tiempo

Mi recuerdo más antiguo es una imagen de mi mismo tomado de la mano de una mujer que no conocía y mirando hacia atrás, mirando a mi madre en la puerta de la escuela, alejándome de ella por primera vez, no recuerdo ya lo que sentí en ese momento, pero tampoco quiero recordarlo. Es difícil alejarse de quien te dio la vida, igual que ahora que siento que la vida se está alejando de mi. Otro recuerdo en este momento es una fiesta de cumpleaños, y ese carro rojo con el cual pase tantas tardes recorriendo el suelo de mi casa como si fuera el mundo entero. Pero también recuerdo esa niña de cabello castaño que me dijo que yo era feo, aprendí llorando que las palabras pueden herir. Recuerdo haberle gritado a mi madre y escucharla llorar, y jamás volverlo a hacer, me había dolido más a mí.

La infancia la pasé siempre con mi mejor amigo, pero lo perdí en la adolescencia, dejé de confiar en la gente, pero recupere esa confianza al poco tiempo. La adolescencia fue difícil, igual que la de todos creo que yo, el mundo está lleno de gente mala pero mi padre me dio un buen consejo, “La gente mala huye de los buenos modales”. La música, los poemas, mi primer amor; todo pasaba tan rápido que solo lo tengo grabado en mi corazón con palabras y no con imágenes.

No todo es tan simple y fácil como lo digo, vivir es el reto más grande que un ser humano tiene. Cosas pasan, personas van, personas vienen, algunos se van para siempre, otros se quedan para siempre… Ver a tu madre por primera vez, eso si nunca lo voy a olvidar, es extraño cómo funciona el tiempo; perdí el penúltimo autobús que me llevaba a casa, era una tarde fresca de abril, el viento comenzaba a soplar y las calles se empezaban a vaciar, había un silencio casi total sólo interrumpido por uno que otro carro que pasaba, digamos que una tarde casi romántica; era el único esperando el autobús, y estaba tan concentrado admirando el paisaje a media luz que no me di cuenta cuando se acercó, volteé y la vi y me estremecí como si me hubiera asustado, ya que nunca la escuche llegar, sonrió al ver mi reacción, me había echo tímido al entrar a la universidad, así que esa vez no pude dirigirle la palabra por más que lo intenté, se veía angelical, brillaba en el paisaje a media luz, pero lo que llenó de esperanza mi corazón es que llevaba libros en las manos, tenía que encontrarla de nuevo. Me tarde 3 meses en volverla a ver, pero créeme valió la pena la espera.

Pero también ahora recuerdo cuando la perdí, las últimas palabras que me dijo, “desde que te vi esperando el autobús, le pedía a Dios todos los días, verte de nuevo”; eso mismo le pido yo ahora mismo.

-“Hijo estoy un poco cansado, espero no haberte aburrido con mis historias, pero para nosotros los viejos el tiempo no funciona igual”

Anuncios

2 pensamientos en “Tiempo

  1. Buah excelente post, me hace recordar muchas cosas, sigue asi colega.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s